Naimisaranya, «el bosque del pestañeo», debe su nombre al ejército de asuras que una vez fue destruido en sus tierras, en un abrir y cerrar de ojos. Se encontraba ubicado sobre las orillas del río Gomati, en el estado de Uttar Pradesh, India.

Después de la gran batalla del Mahabharata, los meditadores y yoguis liderados por el santo Shaúnaka, preocupados por el comienzo de Kali Yuga (la era de la degradación), se acercaron al Dios creador Brahma, solicitándole un lugar donde pudieran estar protegidos durante los tiempos oscuros que se avecinaban. Ese lugar fue el bosque «Naimisaranya».

En el relato de hoy se habla de Surta Goswami, hijo de Roma Jarshana, contador de cuentos, el cual, a petición de los habitantes del bosque, comienza a narrar historias para ayudar a los hombres a superar la era de Kali Yuga. Y así, inicia su tarea con un cuento sobre el origen del mundo y su creación.